Un aporte CIC

Un aporte CIC
Arte y Cultura

Junto a Neruda con Rimbaud

“A la aurora, armados de una ardiente paciencia,
entraremos a las espléndidas ciudades”.

martes, 19 de junio de 2007

CRISTIAN ALVAREZ-POETA TALCAHUANO

Neruda


Todos os sons fizeram-se silêncio

quando a terra abriu-se

para receber teu corpo.

Os sinos quebraram-se

em prantos de cobre, carvão e salitre.

Isla Negra vestiu-se de luto

com o mar e sua tristeza de algas.

Marinheiros embarcaram em viagens

como tu, em barcos naufragados,

afundados na grandeza do mar,

tragados pela sal e a espuma

pelas lagrimas de chuva.

As gaivotas são flores

que desenham coroas no céu,

para soluçar teu nome Poeta

em cascavéis de brisa

que suspiram tua partida.

As uvas chorarão vinho tinto

na tua mortalha de cachos.

Tua alma decolará

numa pipa, numa bandeira.

Serás, a última cueca*,

o último ensopado,

o último passageiro do trem a Parral.

Teu corpo voltará a ser argila

nas mãos do artesão do norte,

textura negra na violeira de Quinchamalí.

Serás o Calle-Calle em Valdivia,

O Bio-Bio em Concepción,

o deserto em Antofagasta,

serás o vinho em Curicó.

Serás o pranto em tua tumba

e continuarás sendo poema, Poeta,

embora hoje

teu corpo vai à terra

e teu sorriso e a tua voz se extingam

como tudo nesta vida,

viverão eternas tuas letras.

*cueca = Dança nacional do Chile

Neruda

Todos los sonidos se hicieron silencio

cuando la tierra se abrió

para recibir tu cuerpo.

Las campanas se quebraron

en llantos de cobre, carbón y salitre.

Isla negra se vistió de luto

con el mar y su tristeza de algas.

Marineros embarcan en viaje

como tú, en barcos naufragados,

hundidos en la grandeza del mar,

tragados por la sal y la espuma

por lágrimas de lluvia.

Las gaviotas son flores

que dibujan coronas en el cielo,

para sollozar tu nombre Poeta

en cascabeles de brisa

que suspiran tu partida.

Las uvas llorarán vino tinto

en tu mortaja de racimos.

Tu alma se encumbrará

en un volantín, en una bandera.

Serás, la última cueca,

el último caldillo,

el último pasajero

del tren a Parral.

Tu cuerpo volverá a ser arcilla

en las manos del alfarero nortino,

textura negra en la guitarrera

de Quinchamalí.

Serás el Calle Calle en Valdivia,

el Bio-Bio en Concepción

el desierto en Antofagasta,

serás el vino en Curicó.

Serás el llanto en tu tumba

y seguirás siendo poema, Poeta,

aunque hoy

tu cuerpo se ha ido a la tierra

y tu sonrisa y tu voz se extingan

como todo en esta vida,

vivirán eternas tus letras.

Nua

A meus pés se despia

como uma folha desterrada de outono,

como um matagal

sem sua fecunda cabeleira de folhagem.

Sua vestimenta era um caule

feito de terra,

simples casulo de água,

ar e veias.

O crepúsculo nascia de seus olhos

e um raio de luz

iluminava seu corpo

como uma fundamental tocha

de vida e fogo.

Sua figura era uma costa

de pedras e arenito.

As mãos de um artesão

haviam talhado sua cintura

tanto,

que uma cicatriz de sal

emergia de suas fronteiras infinitas.

Assim se despia,

branca e pura

como navegante espuma.

Suas nádegas litorâneas

eram como um sino de marfim

de onde minhas mãos

pareciam um martelo oxidado

golpeando com trepidante bulício de maré.

Meu beijo;

uma ferradura que cavalgava sua língua

para seus prados celestes.

A terra;

abria-se

para receber sua nudez

de semente indomável,

que profunda e fértil

chorava suas raízes

para ancorar-se.

Um grito mortal

fechava nossos olhos,

enquanto,

o último suspiro

apagava a luz

e o vento levava todas suas folhas

para fechar a porta.

Desnuda

A mis pies se desvestía

como una hoja desterrada del otoño,

como un matorral

sin su fecunda cabellera de follaje.

Su vestimenta era un tallo

hecho de tierra,

simple capullo de agua,

aire y venas.

El crepúsculo nacía de sus ojos

y un haz de luz

iluminaba su cuerpo

como una fundamental antorcha

de vida y fuego.

Su figura era una costa

de piedras y arenito.

Las manos de un orfebre

habían tallado su cintura

tanto,

que una cicatriz de sal

emergía de sus fronteras infinitas.

Así se desvestía,

blanca y pura

como navegante espuma.

Sus nalgas litoraneas

eran como una campana de marfil

donde mis manos

parecían un martillo oxidado

golpeando con trepidante bullicio de marea.

Mi beso;

una herradura que cabalgaba su lengua

hacia sus praderas celestes.

La tierra;

se habría

para recibir su desnudez

de semilla indomable,

que honda y fértil

lloraba sus raíces

para anclarse.

Un grito mortal

cerraba nuestros ojos,

mientras,

el último suspiro apagaba la luz

y el viento se levaba todas sus hojas

para cerrar la puerta.

No fim do mundo

Criei-me

num canto do mundo

onde as ondas

rompiam com fúria

sobre as pedras

feitas de algas e espuma.

Onde o sol

sempre morria afogado

entre as mãos submarinas

do poderoso horizonte.

Onde os barcos cansados

naufragavam

à sombra da tarde

seus corpos de velas e madeira.

Onde as gaivotas

desenhavam flores

de três pétalas

na areia branca

e confundiam-se

com o nácar

de milhões de conchas quebradas.

Criei-me

entre redes

anzóis

e cruzes sem corpos.

En el fin del mundo

Yo me crié

en un rincón del mundo

donde las olas

rompían con furia

sobre las piedras

hechas de algas y espuma.

Donde el sol

siempre moría ahogado

entre las manos submarinas

del poderoso horizonte.

Donde los barcos cansados

naufragaban

a la sombra de la tarde

sus cuerpos de velas y madera.

Donde las gaviotas

dibujaban flores

de tres pétalos

en la arena blanca

y se confundían

con el nácar

de millones de conchas quebradas.

Yo me crié

entre redes,

anzuelos

y cruces sin cuerpos.

NOTA BIO-BIBLIOGRAFICA

Nací en una pequeña ciudad costera llamada Talcahuano perteneciente a la provincia de Concepción VIII Región Chile, en los finales de Junio del año 1969.

De familia muy ligada al mar, la vida transcurrió entre arenas, playas y botes.

Sin grandes dotes de deportista ni de excelso estudiante, entré a la facultad de Ingeniería de la Universidad de Bio-Bio en el año 1988, donde terminé la carrera en el año 1992.

Por causa del trabajo llegué a vivir a Brasil a la ciudad de Rio Negrinho, Santa Catarina en Septiembre del año 1999, hecho que mudó mi visión del mundo y de las cosas.

Por la soledad inicial, comencé a participar de foros literarios de internet en el año 2001, primero como lector y luego como activo participante.

En Abril del año 2003, gané el tercer premio en el XII concurso de poesía motivado por la feria del libro en São Paulo, organizado por el colegio Miguel de Cevantes y la Embajada de España, esta ha sido mi única participación en concursos literarios.

En los días de hoy, continúo participando de foros poéticos en varios sitios de la red.

nadie_cl_2000@yahoo.com.br

© GRUPO PALAVREIROS - 1999/ 2004

1 comentario:

Mª Cristina Ogalde dijo...

Para nosotras es una gran alegría contar con tu trabajo literario. Cristián nos estas de esta forma ayudando a crear la identidad de nuestra región del BíoBío. Gracias por tus aportes. Abre grandes destellos de esperanza y fe con tu generosidad.

Archivo del blog