Un aporte CIC

Un aporte CIC
Arte y Cultura

Junto a Neruda con Rimbaud

“A la aurora, armados de una ardiente paciencia,
entraremos a las espléndidas ciudades”.

viernes, 19 de octubre de 2007

Bárbara Calderón Romero -Poeta de Concepción

MALEFICIO DE DAR


Dame la luz/la sombra/la tiniebla pura
dame el rencor/el amor/dame la tormenta
la más cruda página
la flor más marchita/ la mustia amapola:
Dame las cerezas.

El calor/el sudor/el frío que quiebra
dame también el sol/el volcán/el candor:
Dame tu simpleza.

La dura certeza de tu alma de luto
la música dame
la lluvia/la risa/el pan/el poema:
Dame tu riqueza.

Tus trenes/tus barcos/tus suaves gemidos:
Dame tu tristeza.

Tus cartas/tus dudas/dame tus andenes
recibo afanosa todos tus misterios
los huelo/los toco y casi en secreto
te los doy desnudos:
Dame tus desvelos.

En sábanas blancas te arranco los sueños
dame la agonía/los besos/la luna
dame los fantasmas que habitan tu espejo.


AGUA FRESCA

Si notas que hondamente
en ti cae una gota

que silenciosamente
horada tus murallas

y subrepticiamente
se infiltra por tu sangre...

Irremediablemente
sabrás que me hice agua

y navego en tu cuerpo
desvergonzadamente.

ELLA Y EL

Ahí estaba Ella.
Redonda, fresca y jugosa
Aromada y semillosa
El amor la hacía bella.

Ahí estaba Él.
Acalorado y sediento
Con el aire de su aliento
Marcaba su redondez.

Él le sacaba la máscara
Mientras la iba desnudando
y Ella se iba quedando
Como una fruta sin cáscara.


VIAJE SIN VUELTA

Cuéntame el secreto de la luz acorralada
en el fondo cavernoso de mi tierra más húmeda
hasta donde desciendes ávido y sediento
a posar por ti mismo tus pequeñas luciérnagas.

Dibuja en tu piel el mapa hasta mi centro
la marcha deliciosa del viaje que emprendiste
no escatimes detalles, las señales no sobran
para alumbrar la ruta de goces y placeres.

Acuna los gemidos en tu oído dispuesto
resbala por los bordes filantes de mi abismo
que tu viaje sin vuelta desprecie el parpadeo
del faro que pretendes alzar en mi arrecife.

Y cuando en la tormenta implores por auxilio
sabrás que tierra adentro es posible el naufragio
subirás desde el fondo vacío de luciérnagas
a nacer nuevamente desnudo entre mis piernas.

BESTIA

Bestia bramaré
Persiguiendo el perfume de tu huída
Viento abajo, pasto seco:
El colgajo de tu piel en las espinas.

Te daré ventaja
Bestia aullaré a la luna o a la lluvia
Senda arriba, bosque oscuro:
El hueco de tu huella en el camino.

Con ojos amarillos
Bestia miraré la sombra de tu fuga
Noche adentro, tan silencio:
El ruido de una rama fracturada por tu pie.

Con el hocico rojo
Bestia lameré la sangre de tu herida
Carne abierta, alma que huye:
El luto de tu muerte en mis ojeras.


MASCARAS

Detrás de la máscara mis ojos
detrás la piel, la faz enmascarada
detrás la suavidad, los labios rojos
detrás la voz sutil, la risotada.

Detrás el pelo oscuro, las ojeras
detrás las cejas negras, las pestañas
detrás la palabra aventurera
detrás la incertidumbre que me empaña.

Detrás el beso, el grito, la mirada
detrás la lengua, el llanto, la faz muda
detrás nadie diciendo que no hay nada
detrás de aquella máscara desnuda.


SALIR DEL SILENCIO

(Del libro "Territorio de Silencio")

Salir del silencio
austera y asustada.

Salpicada de secretos
sumida
en insondables sensaciones
en la soledad que subyace
en las palabras
con resuelta y segura sutileza
sumando
sortilegios
sucesos
situaciones.

Sombra subiendo al sol.

Salir del silencio
significa
ser
símbolo
signo
señal visible
de mis sencillas semejantes
y suplir
de singular manera
sus silentes siluetas soterradas.

Salgo del silencio
subvertida.



ALAZANA

Como potranca sola en la ladera
galopa la hembra humana, desolada
al viento su crin larga y enredada
azota su cintura y sus caderas.

Relincho hay en la boca lastimera
resuena el triste eco en la quijada
vacío de una queja vuelta nada
tras el veloz trotar de su carrera.

Hay que verla desnuda y desbocada
aromada del perfume de los notros
y sus ancas por la luna iluminadas.

Huele al aire la presencia de los otros
y con celo de potranca encabritada
escoge a su alazán entre los potros.



DILO

Nómbrame.

Desliza por tu boca
mis vocales redondas

degusta el grueso vino
de esas consonantes

qué vibre de placer
tu lengua en mis acentos.

Nómbrame.

Modula esa palabra
mordida como fruta

el tibio pronunciar
tu boca saborée

de tu garganta escoge
la voz que me señale.

Nómbrame.

Invéntame otros nombres.

No dejes de nombrarme.


ADVERTENCIA

Guarda el tuyo bajo llaves:
Ando en busca.

Te aconsejo que lo escondas:
Voy de caza.

Es mejor que te asegures:
Hurgo todo.

Cuando quiera te lo encuentro:
Te lo advierto...

Que de un roto corazón busco reemplazo




fuente: http:// versosdeandariega.blogspot.com

Archivo del blog