Un aporte CIC

Un aporte CIC
Arte y Cultura

Junto a Neruda con Rimbaud

“A la aurora, armados de una ardiente paciencia,
entraremos a las espléndidas ciudades”.

martes, 14 de mayo de 2013

Marcos Cabal (Concepción, 1951)




Marcos Cabal (Concepción, 1951)

Editor de Ediciones Letra Nueva, Director del Taller literario Mano de Obra  por 20 años, creador de la Colección  de Cuadernos de Movilización Literaria, y coautor  de la Primera Feria Latinoamericana del Libro, Fell 91. Es antologado y antologador en y  de varias Antologías de la región del Biobío. Entre sus libros publicados están La casa sola, 1984, Krematorium, 1986, Azúcar de calendarios, 1895, el Calvario de Sat, 1991, entre otros.


VARIACIONES LIQUIDAS


La escarcha se ha quebrado
y se convierte en agua.
La introduzco en la camisa
 invitándole a viajar
por los botones
cayendo in misiricorde
hasta el abismo

Se evapora para anunciar
 el fin de fiesta.

Arrugo la camisa, se escurre,
 es aire, tierra blanca,
viento
tu sonrisa de acuarela,
es tu pubis envuelto
en calzón de burbujas
que juega a cambiar la ropa
de la  cama,
a pintarse los labios amoratados,

La miel líquida vuela antes
que el incendiario se queme
en su leche

La pócima aún vigila
tus ojos y parte de tu pelo.



BUENAS PIERNAS
Ya no usabas mini.
Cada continente tuyo
Ganaba con ventaja

Ya no usabas mini.
A una guerrillera declarada
Nunca le falta líder.

Ya no usabas mini
Entre las cortinas
Todo estaba a la vista,
Tomar y comer,
Incluido el oculto lunar
De la arácnida.

Ya no usabas mini
Ceñida a la cintura caía
Una falda larga
Con dos bidones de para-fina

Ya no usabas mini
El lenguaje del amor
Hizo en tu género
Una raya bélica imaginaria.

Ya no usabas mini.


DESDE OTRO CUERO

Un maldito roedor
Se come la badana interior
De mis zapatos.

(Quedar con hambre,
no es aconsejable ni bueno)

A esa rata no le da ni asco
babear
y saciarse con tan poco.

Las toallas higiénicas
son demasiado absorbentes.




LA REVERSA

Lo derretido fue parcial

No vi ojos ni cara

Su arte se inundó de aguas servidas

No vi ojos ni cara

Sólo un recipiente de hojalata
con averías en un asa.

Cállate, exclamó
la muñeca de madera fina
Estaba recostada como un gato 
inofensivo.

Después me puso el trasero
pegado a la cara
como un periódico


DESPUES DEL RECREO

La vulva aún no sabe
escribir con este lápiz
que se recarga
 segundo a segundo,
con solo pensarle.
Lo mira, lo toca, lo observa,
cuidadosamente
lo huele, lo muerde, lo ahorca,
lo comprime, lo asusta,
le pega, lo bota
cuidadosamente
 lo reta, lo acoge, lo estira.
No sabe escribir
pero de ganas no se queda.
Le habla y él mueve la cabeza.
No sabe escribir
pero de ganas no se queda.
Ambos se amarran
 a las líneas del papel.
Y el apresto se sufre.
No sabe escribir
Pero de ganas va trazando
la palabra repetida.
Una vez, dos veces, tres veces.

Basta, dice, el curso
…………………ha terminado



SIN LICENCIA MÉDICA

Quiero que me des
una aspirina y
 la coloques
encima de tu pecho.
Voy a empujarla
con mi lengua
hasta que baje
 al vaso
y me lo empine.
Una aspirina
que se haga polvo
 en las púas del erizo.
Se haga humareda
en los pliegues
del hongo de Hiroshima.
Se haga liquida
Resistencia
 geométrica
en tu nariz burlona.
Desorden angustia
en remolinos
bordeando
los meneos
de la nuez y la castaña.



Archivo del blog