Un aporte CIC

Un aporte CIC
Arte y Cultura

Junto a Neruda con Rimbaud

“A la aurora, armados de una ardiente paciencia,
entraremos a las espléndidas ciudades”.

martes, 14 de mayo de 2013

TATY TORRES DIAZ



TATY TORRES DIAZ



Taty Torres Diaz, (Penco, 1961). Cuenta con tres publicaciones ¡Basta!, más de 100 mujeres contra la violencia de género,  Estaciones del Corazón y Compases de Luz y Sombra. Ha participado en lecturas poéticas públicas en diferentes establecimientos educacionales, bibliotecas y centros culturales de la región. Con su grupo "Las desbordadas" esta próxima a publicar su tercer libro de poesía.




PATo-LOGIca


1
Estaba en alguna caverna de mi cuerpo
aferrada a los huesos
como  larva
se alimentó y creció
como se alimentan y crecen las cosas malas.
Se descolgaba, a veces
por la mirada

¡Lo quería todo!

lo inmaterial
lo tangible.
De niña fue punzante puñal
instrumento de tortura
me hizo agonizar segundos eternos
y luego
era yo de nuevo
             tan auténtica.


2

Recuerdo unos insectos
con círculos pequeños en el caparazón
uno era mío
mío
                     solo mío.
Caminamos en la arena negra
temí dejarlo sobre las rosas,
las espinas
como cuchillos
me creaban confusión.
El otro insecto lo seguía
con su lengua tibia lo hipnotizaba.
Juntos se deslizaron
entre huesos secos de perro.
El Mío, no regreso.



3

Desde ese tiempo
vive dentro de mi hojarasca
      rasguñando.
             
Lo he confinado a su prisión
para que no vuelva mi boca
agua de camposanto.
A veces me descubre indefensa
prepara sus tentáculos
se aferra con las ventosas
es un monstruo que infecta
y crece
crece
crece
me obliga a abrir los dientes
a vomitar hasta la médula de los huesos.



4

No quiero, pero rendida estoy ante él.
Zanjas se abren
duele el aire
                         la vida.
Serpientes rondan los interiores
se asoman al iris
me cuentan secretos.
De nuevo arden las llagas
de nuevo la ira me consume

y otra vez no sé quién soy.




5

Acuno en mi vientre.

Enrollado dentro de mi cuerpo
crece cada día.
Es una bestia
un insecto
               no sé
pero me enloquece cuando punza
está ligado a tu existencia
despierta cuando ve tu cabello revuelto
cuando soñando
mueves los ojos

De tanto amar tu cuerpo-mío
visite la oscuridad.

Su veneno amargo quema mi boca.



6

He tratado de domesticarlo
hacerlo pequeño
inconsistente.
Hice el ejercicio
de imaginarte desnudo en otra luz,
con los ojos cerrados he dicho
           - no importa-
pero importa
                     si, importa.
El sale de nuevo con sus dentelladas
enloquecido
habla por mi boca
derrama la bilis
              deja la copa vacía.




7

Me gustaría decir;
es solo una vieja costumbre
que se asoma a mi umbral.
Pero entra como veloz caballo
galopa y pisotea
convierte mis océanos mansos
en pozos llenos de muerte.
Cuando me abraza
soy un extraño arcángel
cubierto de ceniza y niebla.

Enfurecida
soy viento que arrastra hojas
            palabras.

Archivo del blog